Miami, 20 abr.- La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresó su “rabia” por el “vil asesinato” de dos jóvenes a manos de grupos “paramilitares armados” (“colectivos”) durante la jornada de ayer de protesta en las calles de Caracas.

Veppex, con sede en Miami, condenó también la “violencia conjunta” ejercida por policías, Guardia Nacional y “colectivos” del régimen contra “ciudadanos indefensos” durante las marchas del pasado miércoles.

En las protestas murieron el joven de 17 años Carlos José Moreno, quien recibió un tiro en la cabeza cuando caminaba por el centro de Caracas, cerca de una de las manifestaciones opositoras, y Paola Andreína Ramírez, de 23 años, además de registrarse decenas de heridos y cientos de arrestos.

Los “organismos de seguridad del Estado no solo han violado la Constitución, sino que han manchado sus manos de sangre de personas inocentes que juraron defender (…), crímenes por los que “tendrán que responder cuando caiga la tiranía”, acusó el grupo de exiliados venezolanos.

Asimismo, Veppex mostró su repulsa por la “violenta e indiscriminada represión a la que fueron sometidos cinco millones de venezolano que salieron a expresar su descontento y oposición al régimen de Nicolás Maduro”.

Llamó además a la comunidad internacional al auxilio y “protección” de los venezolanos “ante la pérdida de cordura del régimen”, que “ha armado a grupos paramilitares para asesinar al pueblo que protesta pacíficamente”.

En casi tres semanas de protestas antigubernamentales por las calles de Venezuela se han registrado al menos nueve muertos, entre ellos dos efectivos de la fuerza pública, y casi mil detenidos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 × uno =