Kigali, 19 mar.- El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, urgió a los representantes de los países del continente, reunidos en Kigali para una reunión extraordinaria, a llegar a un acuerdo para aprobar un pasaporte único africano que facilite la libertad de movimiento en África.

“Hago un llamamiento a los líderes del continente para que aumenten los esfuerzos para conseguir un pasaporte único africano ya que nos ayudará a alcanzar la libertad de movimiento de personas”, dijo Faki Mahamat a los ministros de Asuntos Exteriores de 36 países en la apertura del Consejo Ejecutivo en la capital ruandesa, Kigali.

El pasaporte africano es un tema que lleva varios años en la agenda de la UA y que cuando entre en vigor permitirá a los ciudadanos de los 54 países africanos viajar por todo el continente sin necesidad de pedir visados.

Faki Mahamat también pidió a aquellos países que aún ponen obstáculos para el libre movimiento, como barreras no arancelarias para el comercio o requisitos de visado, a que los levanten lo antes posible.

En la reunión del Consejo Ejecutivo se revisará el documento del Tratado de Libre Comercio Africano (AfCFTA, por sus siglas en inglés), que tiene que ser firmado y ratificado al final de la cumbre de la UA el 21 de marzo en Kigali.

Según el presidente de la Comisión de la UA, este acuerdo permitirá a África tener una sola voz y aumentar su poder de negociación con países de otros continentes.

“El AfCFTA es uno de los proyectos estrella de la agenda 2063, nuestra visión a largo plazo para la transformación y desarrollo económico-social de África”, consideró Faki Mahamat.

“Nuestros competidores están esperando que fallemos y se ríen. Yo sé que tenemos retos por delante en cuanto a la soberanía, pero los beneficios que tendremos como un continente unido deberían estar por encima de intereses internacionales”, añadió.

El tratado beneficiaría a 1.200 millones de personas en el continente e incrementaría más del 52 % las transacciones comerciales, trayendo 3.000 millones de dólares extra, según Faki Mahamat.

En julio de 2016, en la cumbre ordinaria de la UA que se celebró también en Kigali, la organización ya presentó el llamado “Pasaporte Africano”, y se estimó que los ciudadanos africanos deberían recibirlos durante 2018, pero aún siguen las discusiones al respecto.

Los pasaportes biométricos son un paso vital para la puesta en marcha de la Agenda 2063, un plan que pretende impulsar el desarrollo socioeconómico de la región, mejorar la integración continental y estimular el comercio intrafricano.

No hay comentarios

Dejar respuesta