Buenos Aires, 16 jun.- Los países del Mercado Común del Sur (Mercosur) ahorraron un 33 % en la primera compra conjunta de medicamentos de alto costo que efectuaron en los últimos meses, tal y como informó el ministro de Salud brasileño, Ricardo Barros, que se reunió con sus pares del bloque en Buenos Aires.

Barros y los ministros Jorge Lemus (Argentina), Antonio Barros (Paraguay) y Jorge Basso (Uruguay), así como Tito Pizarro, jefe de Políticas Públicas de Salud de Chile, país asociado del grupo, se reunieron en Buenos Aires para examinar los objetivos de la presidencia pro témpore del país austral, que concluye este mes.

Uno de los principales temas que abordaron en el encuentro fue el resultado de la primera compra de medicamentos de alto precio -como tratamientos para SIDA, hepatitis C o cáncer- que, según aseguró Lemus en declaraciones a los medios, supuso un ahorro “muy significativo” para los miembros del bloque.

“Ya hay primeros resultados de una compra conjunta que es muy importante para nuestros países, porque el precio de los medicamentos es un componente esencial para el acceso a la salud”, indicó Lemus.

Su homólogo brasileño precisó además que, en esa primera compra conjunta, el Mercosur obtuvo un descuento que ronda el 33 % y afirmó que esta medida es una “cuestión política” de gran importancia, pues “afecta a la relación de los países con los laboratorios”.

Barros explicó además que, durante el último año, Brasil consiguió descuentos de hasta mil millones de dólares en la compra de este tipo de medicamentos complejos gracias a la adquisición de grandes volúmenes.

El ministro brasileño abogó no obstante por no descuidar la potenciación de la industria farmacéutica nacional y de ir transfiriendo tecnología y conocimiento a los laboratorios propios, con el objetivo de obtener mejores precios en el medio y largo plazo.

Los ministros repasaron también el balance epidemiológico en los países de la región que, según indicó Lemus, fue muy positivo, especialmente el del dengue, con muchos menos casos contabilizados en comparación con el año anterior.

“En Argentina este año tuvimos 22 casos contra los 47.000 del año pasado”.

“Si bien hay factores externos, también podemos ver que más de una veintena de brotes fueron bloqueados por la fumigación, y el sistema y la población han respondido excelentemente”, dijo el ministro, quien pidió, no obstante, “no bajar los brazos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

12 − 8 =