El nuevo vecindario de Trump

0
144

No hay duda de que la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos ha convulsionado el complicado tablero del ajedrez mundial. El status quo quedó cuestionado en todo sentido. Desde su campaña política que lo depositara en el sillón de la Casa Blanca Trump ha dicho que no es, ni quiere ser el presidente del mundo, pero sus acciones en el corto plazo se han caracterizado por un protagonismo que hacía muchísimo tiempo no se veía en la campo político de Washington.

El mundo ya estaba bastante convulsionado antes de la llegada de Trump. Estos son algunos de los personajes que estaban generando temor y con los que ahora le tocará tratar al presidente estadounidense.

Bashar al-Asad presidente de Siria desde 2000

Las protestas en Siria vinieron de la mano de la “primavera árabe” en marzo del 2011 y la represión fue feroz. A la fecha van más de 400.000 muertos, más los 1.400 que perecieron el 21 de agosto en un ataque con gas sarín. Se estima que hay 6 millones de desplazados, en un país con 21 millones de habitantes, que vagan por el mundo en busca de refugio, en una culpa que tiene compartida con el terrorismo islámico (ISIS) que se ha asentado en ese país.

Vladimir Putin, tres veces presidente de Rusia desde 2000

Es el principal sostén del régimen sirio. Este ex KGB ha ido ganando protagonismo en la esfera internacional en un país donde la vocación imperial se reanuda, la palabra guerra no les espanta y su espíritu de expansión es explícito. No oculta su sueño del regreso al imperio ruso de la época zarista. Todo indicaba que iba a convertirse en el mejor amigo de Trump, pero el imprevisto bombardeo a Siria parece haberlos alejado.

Kim Jong-un en el poder en Corea del Norte desde 2011

Quizás el más peligroso de este poderoso grupo porque nada ni nadie lo limita bajo ninguna circunstancia. Se calcula que 70 de sus allegados han sido ejecutados por diferentes motivos. Corea del Norte ha realizado dos ensayos nucleares y posee un programa de lanzamiento de misiles para alcanzar el territorio de Estados Unidos. Corea del Sur y Japón, dos aliados estratégicos de EE.UU. están bajo amenaza constante de Kim Jong-un.

Xi Jinping presidente de China desde 2013

Pintaba como para ser el principal escollo de Trump, pero con enorme habilidad se ha convertido en una especie de “aliado”. Escucha, habla y busca no chocar con el mandatario estadounidense. Se espera que apoye los planes de Trump en caso de que Corea del Norte continúe desplegando misiles hacia sus fronteras.

Sin dudas un escenario bastante complicado para el presidente Trump y sus aliados.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta