Fernando Lira.

Muchos ciudadanos venozolanos y no venezolanos, a medida que avanza la crisis económica en el país, con su consecuente deterioro socio-político en compañía, se preguntan si es posible un segundo caracazo y qué están esperando los cerros para bajar y reclamar.

Sin embargo, lo que esta sucediendo en Venezuela no algo que solo le completa a los pobres solucionarlo o reclamarlo, lo que la población venezolana en general vive es un problema que debe ser reclamados por todos en general.

En consecuencia, muchos expertos han indicado la posibilidad de que el colapso económico en el país no necesariamente se tendría que traducir en un colapso del Gobierno de Nicolás Maduro; esto debido a las condiciones objetivas de gobernabilidad política que sostienen a un país de estructura económica rentista en un proceso de transición hacía un autoritarismo hegemónico.

A continuación les compartimos lo reflejado por los expertos en referencia a la existencia de cuatro motivos por los que un Gobierno autocrático en un país rentista puede sobrevivir a un colapso económico, a saber:

1. El modelo de acumulación del Estado venezolano no depende en stricto sensu de su población.

2. Ausencia de contrapesos institucionales y carencia de un sistema de partidos fuerte que limite la acción del Gobierno.

3. Predisposición a la represión de la protesta de los actores que carguen con los costos económicos.

4. Distanciamiento de la necesidad de la legitimidad de origen obtenida en los procesos electorales.

Pero como no todo es como lo pintan, no es lo mismo la predisposición de un Gobierno a utilizar el monopolio legítimo de la violencia del Estado en contra de la protesta de la oposición política, a utilizar este mismo monopolio de la violencia en contra de los actores sociales que carguen con los costos económicos de las políticas del Gobierno.

Por tanto vale la pena que nos preguntemos, qué pasaría si los costos de la represión social son muy elevados. En referencia a dicha interrogante los expertos indican que en caso de que este estallido social se dé de manera caótica y violenta, los costos de la represión sí podrían someter al Gobierno a una paulatina crisis de gobernabilidad, ya sea porque la represión produzca un efecto expansivo sobre la protesta, es decir echarle gasolina al fuego o porque el costo de la represión haga que los aliados del Gobierno opten por distanciarse de dicha coalición.

 

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta