Frontera de México y EE.UU. se prepara para el arribo de la caravana

0
127

México y Estados Unidos levantaron grandes barricadas de metal o concreto y paredes de alambre de concertina en ambos lados del bullicioso cruce de la frontera, mientras una caravana de inmigrantes centroamericanos con destino a Estados Unidos llega a Tijuana, la última parada antes de cruzar a California.

Las autoridades estadounidenses llegaron al punto de cerrar brevemente el puerto de entrada de San Ysidro, que es uno de los cruces fronterizos terrestres más concurridos del mundo, lo que provocó un estancamiento total para los vehículos y peatones que van desde Tijuana hasta San Diego.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (US Customs and Border Protection) suspendió las operaciones para colocar de manera segura los impedimentos en el puerto de entrada que restringiría el acceso al grupo grande de inmigrantes que intentaba pasar el cruce de la frontera.

El presidente Donald Trump ha caracterizado el viaje de la caravana como una invasión, lo que le ha servido como eje central de su plataforma anti-inmigrante en estos días.

El grupo de miles de personas partió de Honduras hace más de un mes, huyendo de la pobreza y la violencia de pandillas, abriéndose paso a través de las fronteras a medida que los inmigrantes se dirigían a los Estados Unidos.

Hasta el momento, unos 6,000 inmigrantes han llegado a Tijuana y se espera que otros 2,000 comiencen a llegar a partir de hoy jueves. La mayoría de los que hacen la caminata son hondureños. La gran pregunta es si, una vez que estén todos juntos, intentarán cruzar por la fuerza como lo hicieron desde Guatemala a México u optarán por el largo y tedioso proceso de solicitud de asilo en los Estados Unidos.

Después de colocar las nuevas barreras en el cruce fronterizo, las autoridades lo reabrieron parcialmente al tráfico en dirección norte. En el lado mexicano, también se instalaron barricadas de metal y alambre de concertina mientras la policía federal y los soldados patrullaban la zona.

México y los Estados Unidos comparten una frontera que se extiende a lo largo de más de 3,000 kilómetros de desierto la que es atravesada por viajeros indocumentados, drogas y armas a diario. Pero también varios miles de personas cruzan legalmente cada día, mientras que el comercio a través de la frontera totaliza un millón de dólares por minuto, según cifras del gobierno.

Solo en el puerto de San Ysidro, 70,000 vehículos ingresan a California cada día, al igual que 15,000 estudiantes y 25,000 trabajadores. Trump ha enviado alrededor de 5,800 soldados a la frontera para prevenir la llegada de la caravana. Durante la campaña que llevó a su elección en 2016, se refirió a los inmigrantes mexicanos como violadores y “hombres malos”.

Trump también ha emitido una nueva orden según la cual las personas que no cruzan en los puntos oficiales de entrada ya no pueden solicitar asilo. Esto fue impugnado un tribunal federal y un juez la noche del lunes impidió temporalmente que la administración del presidente Trump promulgara la prohibición.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here