San Petersburgo (Rusia), 26 may.- El presidente ruso, Vladímir Putin, y su colega francés, Emmanuel Macron, coincidieron en llamar a Estados Unidos a preservar el acuerdo nuclear con Irán y seguir negociando con Corea del Norte.

“El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, cumplió con todo lo que prometió. Incluso voló los túneles y las galerías en los polígonos” donde se efectuaban los ensayos nucleares, dijo Putin en la rueda de prensa conjunta celebrada en el Palacio de Constantino de San Petersburgo.

En cuanto a Irán, advirtió de “las funestas consecuencias” que tendría una posible ruptura del acuerdo nuclear, agradeció la voluntad europea de preservarlo, al tiempo que admitió que, tras la “salida unilateral” de Estados Unidos, “no será fácil”.

Como hubiera ocurrido hace una semana en Sochi con la canciller alemana, Angela Merkel, Putin escenificó el repentino acercamiento entre el Kremlin y la Unión Europea debido a la intransigente postura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia Teherán y Pyongyang.

Putin, que no dudó en regalar a la esposa de Macron, Brigitte, un ramo de flores a su llegada al palacio, al igual que hiciera con Merkel, se reunió con Macron por espacio de más de cuatro horas en la residencia marítima del jefe del Kremlin en el Golfo de Finlandia.

Esta primera visita de Macron a Rusia -un año después de reunirse en Versalles- se produce en medio de una constante degradación de las relaciones entre el Kremlin y Occidente, lastradas por Siria, las acusaciones de injerencia rusa o el caso Skripal.

Pero el líder galo demostró que París está dispuesto a poner de su parte para rebajar las tensiones entre Moscú y Bruselas, como por ejemplo al pactar con Putin la creación de un mecanismo para intercambiar información sobre ciberataques.

Macron propuso a Putin, al que llamó repetidas veces “querido Vladímir”, desarrollar “un nuevo enfoque en las relaciones internacionales”, “buscar una base común para todas las contradicciones europeas”, al tiempo que admitió “el papel imprescindible de Rusia en algunos asuntos internacionales”.

“Yo reconozco el papel que Rusia se ha arrogado en su entorno más cercano, así como en varias regiones del mundo, como, por ejemplo, Oriente Medio”, subrayó.

Irán debería haber copado la agenda de la reunión, pero la decisión de Trump de cancelar la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, se coló irremediablemente en las negociaciones.

Putin lamentó la decisión de Trump, ya que esperaba que dicha cumbre fuera “un importante paso” para rebajar la tensión “y el inicio del proceso de desnuclearización de toda la península coreana”.

“Esperamos que el diálogo se restablezca, continúe y el encuentro tenga lugar. Sin tales reuniones difícilmente se pueden esperar progresos significativos en la solución de un asunto extraordinariamente importante”, apuntó.

Al respecto, Macron abogó por continuar el proceso que había logrado en las últimas semanas “rebajar” la escalada de la tensión en el noreste asiático.

En cuanto a Irán, el líder francés subrayó que ha entablado un diálogo con el líder de la república islámica, Hasan Rohaní, después de haber visitado recientemente EE.UU para convencer en vano a Trump de que no abandonara el acuerdo nuclear.

“Aquí mi postura y la del presidente Putin coinciden: queremos mantener dicho marco (legal), ya que es necesario para la seguridad regional”, subrayó.

Y aseguró que hay que hacer todo lo posible para que “Irán cumpla con sus obligaciones” y, al respecto, saludó que las noticias que provienen del último informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica son “positivas”.

Al mismo tiempo, propuso introducir nuevas cláusulas en el acuerdo existente, en referencia al programa nuclear iraní a partir de 2025 o al desarrollo misiles balísticos, planes que inquietan en gran medida a Israel.

Aquí Putin discrepó con Macron en que no se pueden vincular directamente esos programas iraníes con el cumplimiento del acuerdo por parte de Teherán, ya que eso supondría su ruptura inmediata.

A su vez, Macrón advirtió a EE.UU que, “pese a las sanciones”, Francia y la UE tienen intención de crear un mecanismo de protección de las compañías europeas presentes en Irán, país donde han invertido miles de millones de euros.

También alertó de la posibilidad de “una escalada a gran escalada” debido al aumento de la tensión entre iraníes e israelíes en Siria, por lo que exhortó a todas las potencias regionales a sentarse a negociar para encontrar un arreglo político al conflicto.

Aunque con evidente desgana, Putin también aludió al ciberespacio y abogó por adoptar unas “reglas de conducta” en esa esfera para evitar “crímenes cibernéticos”.

Putin presidió el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF, por sus siglas en ingles), al que han sido invitados Macron; el primer ministro japonés, Shinzo Abe; el vicepresidente chino, Wan Quishan, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. Virginia Hebrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here